CLUB ESPAÑOL

Declarado Monumento Histórico Nacional, este llamativo edificio fue inaugurado en 1916 siguiendo las líneas del modernismo catalán. Su fachada, la escalera, el lucernario y sus vitreaux lo convierten en una auténtica joya de la arquitectura local.

A cargo del arquitecto -graduado en Barcelona- Francisco Roca i Simó, la sede del Club Español comenzó a levantarse en 1912 y fue inaugurada el 9 de julio de 1916. En la construcción se reconocen tres partes: la anterior, la central y la posterior, que presentan modos particulares de resolver los espacio. Pero a su vez la organización de las funciones se realiza a partir de un eje longitudinal imaginario que divide la organización de las partes en dos.
Desde el exterior sobresale el imponente juego de volúmenes de la fachada y, al ingresar, no deja de sorprender el espacio en el que se desarrolla la escalera, iluminada por un espléndido lucernario que cubre una superficie de 317 metros cuadrados involucrando los cuatro niveles de la obra.
Formidables trabajos artesanales, tanto en el tratamiento del hierro y el uso de azulejos y mosaicos como en los vitrales (donde la ornamentación juega entre motivos zoomorfos, antropomorfos y heráldicos), realzan las características que convierten a este edificio en un ejemplo arquitectónico verdaderamente singular y pleno de alegorías vernáculas españolas.

Club Español de Rosario

El Club Español de Rosario es una entidad social formada por la comunidad española inmigrante en la ciudad argentina de RosarioSanta Fe.

Historia

El 8 de octubre de 1882, un grupo de residentes españoles fundó el Centro Español de Rosario, motivados por tener “un local donde reunirse y cimentar los lazos de unión que deben ligar á los hijos de Iberia”. 1Algunos de sus miembros tuvieron participación en el crecimiento de Rosario desde fines del siglo XIX: Carlos Casado del AlisalIgnacio Firmat y Julián Bustinza, ligados al trazado del ferrocarril; José Arijón con los negocios inmobiliarios y la exportación; Juan Sagasti y Ciro Echesortu como iniciadores de la fabricación de cerámicos, este último también relacionado con la urbanización, como Juan Canals y Daniel Infante.

La entidad proyectó la construcción del Hospital Español de Rosario, materializado en 1912. La obra, gestionada por la Sociedad de Beneficencia del Club, se levantó en terrenos donados por Rafael Calzada y su esposa. Por su parte, las familias de José Zubelzú, Francisco Figueroa, Pedro Vila y Codina, Ramón González, Federico Alabern y José Arijón, donaron los pabellones que llevaron sus nombres; en tanto que Ramón y Ángel García edificaron a sus expensas el Policlínico “Covadonga”.

Portón de entrada.

En 1916, fue finalmente inaugurada la casona que hoy ocupa su sede, obra del arquitecto mallorquín Francisco Roca i Simó y el escultor Diego Masana. Exponente del modernismo catalán en la ciudad, ha sido declarado Monumento Histórico Nacional por la Ley 25.898 del año 2004.

En sus más de cien años de historia, el Club Español rosarino ha tenido visitantes ilustres: el escritor Federico García Lorca y el político y docente Joaquín V. González, el filósofo José Ortega y Gasset, escritores como Ramón Gómez de la SernaSalvador de MadariagaBelisario RoldánAlberto Vacarezza; políticos como Manuel Fraga Iribarne, Presidente de la Junta de GaliciaNiceto Alcalá Zamora, Primer Presidente de la Segunda República EspañolaManuel Aznar, diplomático falangista y abuelo del que sería Presidente de Gobierno; músicos, compositores y artistas como Amadeo VivesAlfredo GrausMaria GuerreroJacinto Benavente.

En abril de 1985, el Club fue honrado con la visita de los Reyes de España, que habían venido a Rosario para dejar iniciadas, junto a las autoridades argentinas y la colectividad, los trabajos del Complejo Cultural Parque de España, que sería inaugurado en 1992.

El edificio tiene un lucernario que está considerado como uno de los vitrales más grandes de Latinoamérica. Fue restaurado en 2013. 2

Comments are closed.